Los proyectos solares comunitarios son instalaciones a gran escala que las personas pueden comprar. Son una alternativa a la colocación de paneles solar en las casas y ofrecen oportunidades. Para que las personas de bajos ingresos y las personas que no son propietarios compren su energía de fuentes renovables. Además, las personas que compran energía solar comunitaria pueden recibir crédito en las facturas de electricidad por su parte de la energía producida.

En consonancia con el plan para el 50 por ciento de energía renovable para 2030. Este informe ilustra que la energía solar comunitaria tiene el potencial. De ser una adición muy beneficiosa para la industria de energía sostenible en Nuevo México.

Las empresas locales también pueden beneficiarse al convertirse en clientes “ancla”. Comprando porciones más grandes de las instalaciones solares y compensando los costos para los inversores individuales.

Los futuros proyectos solares comunitarios podrían ser beneficiosos para la economía local. Particularmente durante la fase de construcción. Debido a una gran demanda de mano de obra“, dijo el científico investigador de BBER Omar Solís. “Los beneficios potenciales de este tipo de instalaciones dependerán de futuras acciones legislativas. Para regular los límites permitidos en todo el estado para la generación de energía solar“.

El informe describe los impactos económicos y fiscales potenciales de la implementación de proyectos solares comunitarios en Nuevo México, mostrando que las instalaciones podrían contribuir sustancialmente a la economía de Nuevo México de varias maneras.

Oportunidades para los trabajadores

Los proyectos solares comunitarios podrían crear oportunidades para los trabajadores afectados por el cierre de plantas de energía que dependen de combustibles fósiles. Además de los beneficios ambientales asociados con la energía renovable. Estos proyectos pueden potencialmente proporcionar beneficios económicos a través de la creación de empleos y la expansión de los ingresos fiscales.

Oportunidades de ingresos sostenidos

Las instalaciones solares comunitarias traerían ingresos tanto únicos como sostenidos al estado. El análisis de impacto demuestra que los cambios económicos resultantes de las fases de construcción y operación de la instalación. De un solo panel solar de 2 MW en el estado de Nuevo México pueden potencialmente sustentar 12 puestos de trabajo. Proporcionar $ 463,000 en ingresos laborales y crear $ 1,64 millones en producción industrial. Los efectos generados por la construcción y operación de una instalación de 5 MW en el estado sugieren que se generan un total de 38 empleos. Con $ 1,47 millones en ingresos laborales y $ 5,17 millones en producción.

Oportunidades de uso del suelo

Los proyectos solares comunitarios proporcionan dólares de arrendamiento para tierras en barbecho. Muchas instalaciones renovables requieren un espacio abierto y sin obstrucciones para maximizar la producción de energía. Sin embargo, como las instalaciones solares comunitarias son de menor escala. Su desarrollo podría proporcionar beneficios a los propietarios de tierras que podrían pasar desapercibidos en proyectos de servicios públicos más grandes.

La Energía Solar Comunitaria podría Proporcionar un Camino Económico hacia Adelante

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *