Cada día escuchamos más y más sobre lo importante que es que comencemos a cuidar nuestro medio ambiente si queremos que nuestro planeta disfrute de un futuro sostenible. Si bien el juego de la culpa siempre parece ser una gran noticia, parece que escasean las soluciones y los consejos sobre cómo la gente común puede marcar la diferencia.

En su mayor parte, muchos de nosotros tendemos a ver las cosas que hacemos como acciones independientes, sin darnos cuenta de cuánto todo lo que hacemos tiene un gran impacto en todo lo demás y, a menudo, tiene consecuencias imprevistas. Considera cómo los productos químicos que usas en tu hogar impactan negativamente en el sistema de alcantarillado. O cómo los productos químicos y el plástico que tiras regresan en el agua que bebes. Las pequeñas acciones tienen literalmente efectos importantes en nuestro medio ambiente.

El paso más importante para marcar una verdadera diferencia ecológica es comenzar a pensar en tu vida de manera integral y en cómo todas tus acciones están relacionadas entre sí. Aunque no lo parezca, implementar pequeños cambios en tu rutina diaria comenzará a crear un impacto positivo en todo el sistema.

4 Consejos para salvar el medio ambiente

Aquí hay cuatro formas sencillas en las que puedes comenzar a ayudar a nuestro medio ambiente a ser más saludable.

Consejo n. ° 1: Reduce el plástico

Los desechos plásticos esparcidos por todas partes tienen un impacto negativo masivo en el medio ambiente. Estrangula nuestros océanos, obstruye los desagües de aguas pluviales causando daños por inundaciones durante las fuertes lluvias y toneladas terminan en los vertederos y tardan incontables años en descomponerse, en lugar de ser recicladas de manera responsable.

  • Di no a las pajitas de plástico. En su lugar, invierte en una pajita reutilizable de metal, vidrio o bambú.
  • Apoya más establecimientos de comida rápida que sirvan en contenedores reciclables y ofrezcan utensilios ecológicos.
  • Haz más uso de contenedores reutilizables en lugar de recurrir a envoltorios adhesivos.
  • Compra productos en recipientes de vidrio o metal siempre que sea posible.
  • Recicla recipientes o botellas de plástico en macetas de propagación de plántulas o jardines verticales, haz un recipiente de riego o una pala para jardinería.

Consejo n. ° 2: Usa productos ecológicos

Prácticamente hemos sido “entrenados” para creer que todas las bacterias son un peligro para la salud y deben ser eliminadas. A decir verdad, cada cuerpo humano es literalmente una bacteria andante. Por lo que tenemos una célula humana por cada diez células bacterianas. Por lo tanto, es extremadamente importante que las bacterias buenas en nuestro cuerpo y nuestro medio ambiente. Diseñadas para mantenernos saludables, se conserven y se nutran para combatir las bacterias malas.

Consejo n. ° 3: Compra con sensatez

  • Apoya a las tiendas locales. Esto no solo reduce el uso de gasolina. Sino que también respalda los empleos y los agricultores locales.
  • Compra alimentos frescos y de temporada siempre que sea posible.
  • Apoya a los mercados de agricultores locales para obtener alimentos orgánicos frescos, lo que impacta positivamente tu salud, ya que reduce el consumo de productos químicos como el herbicida glifosato, que tiene consecuencias bastante horrendas tanto para ti como para el medio ambiente.
  • Haz un esfuerzo concertado para llevar tus propias bolsas reutilizables al supermercado, lo que te impida usar plástico.

Consejo # 4: Reduce tu desperdicio

El desperdicio de alimentos en los vertederos es el tercer factor que más contribuye al calentamiento global. Cuanto menos desperdicio de comida termine en el vertedero, mejor. Reciclar tus alimentos y otros desechos de manera responsable es un paso importante para convertirte en un campeón del medio ambiente.

4 Formas Sencillas de Ayudar a Salvar el Medio Ambiente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *